Homenaje a los mentores

MAESTROS FISIOLOGICOS

 

Siempre nos preguntan acerca de nuestras fuentes de información y conocimiento. En realidad son múltiples, de diversas culturas y de diferentes épocas. No inventamos nada. Antecesores como Otto Warburg (con la cuestión del oxígeno), Herbert Shelton (con las bases higienistas), Alfred Pischinger (con su investigación sobre la adaptación celular) o Jean Seignalet (al señalar el ensuciamiento corporal y la mucosa intestinal demasiado permeable), marcaron caminos de comprensión, irónicamente “muy poco comprendidos”. Ellos, a su forma y con el conocimiento de su momento, marcaron bases del funcionamiento fisiológico.

La forma de honrarlos es reconocerlos y ser coherentes con sus postulados y jugar a favor del cuerpo. Nuestro único mérito es haberlo experimentado y haberle dado cierta estructura a este andamiaje corporal y alimentario: los Seis Andariveles del Proceso Depurativo. Y para recordarlos, vaya este resumen sobre cada uno de ellos. Son cosas que experimentamos personalmente y por determinados periodos. Todos venimos de una cultura de “sobrevivencia”. Y como todos, comprobamos que sobrevivir, se sobrevive… hasta que el precio de esa sobrevida (mal llamada enfermedad) colapsa al ecosistema y nos vemos cerca de la muerte.

Siempre explicamos que el cuerpo solo busca adaptarse al desafío de la agresión externa. Variados factores, algunos transmitidos por los progenitores y otros proporcionados por el ambiente, generan la respuesta adaptativa, tanto celular como bacteriana, y esto acontece (ahora lo sabemos a partir del microbioma) ya desde la etapa fetal.

Al hablar de estos factores nos referimos a: toxemia ambiental (contaminantes químicos y electromagnéticos), estilo de vida anti natural (respeto de ritmos circadianos, sedentarismo…), alimentación no fisiológica (industrializados y transgénicos omnipresentes), excesiva permeabilidad intestinal, parasitosis internas, estados de acidosis y anaerobia, órganos y fluidos colapsados…

El tema es que funcionando en modo sobrevivencia, nos quedamos sin experimentar la “súper-vivencia”. Y lamentablemente nos perdemos esta vivencia “súper”, por variados motivos: falta de información, por condicionamiento cultural, por experiencias infantiles que nos marcan un camino inadecuado, repitiendo los errores de nuestros guías…

Podemos, y más bien debemos, reprogramar nuestro sistema operativo. El software (si queremos seguir la analogía informática) estuvo y está disponible. Nuestro propósito de vida apunta a difundirlo. Hemos estado, estamos y estaremos ocupándonos de hacer accesibles las herramientas y las técnicas que permiten acceder a la vida súper, a salir de la desvalorización que genera el ensuciamiento crónico.

Aquí dejamos el vínculo con el informe completo sobre Maestros fisiológicos.

Aquí dejamos el vínculo con la presentación sobre Maestros fisiológicos.

Aquí dejamos el vínculo con el libro Alimentación, tercera medicina, de Seignalet.

Aquí dejamos el vínculo con el libro Mitos de la medicina, de Shelton.

Aquí dejamos también la monografía sobre Sistema de Pischinger y la MEC.

Si te gustó esta nota podés compartirla:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Categorías:

Suscríbete al newsletter

Recibe todas las novedades de nuestra comunidad depurativa.